publicidad
11 de noviembre de 2009 • 16:44

Claves para escoger el tinte de cabello

Un grave error en el que se cae recurrentemente es querer hacerse rubia cuando el tono de pelo es oscuro, cambiarlo drásticamente sólo conseguirá un efecto artificial.

Cabello teñido
Foto: Getty Images / Terra Networks México S.A. de C.V.
 

Haz del Canal de Mujer tu página de inicio y entérate de los mejores tips y recomendaciones para mejorar en tu vida


Suscríbete al boletín de Mujer y recibe los artículos más interesantes de la semana

Ciudad de México (México). La moda evoluciona y con ella las tendencias de color en el cabello. Una propuesta que nunca pasará es lo natural, tanto en el color como en los efectos, estilo que denota elegancia y sofisticación.

"Recuerden, la sencillez es lo elegante; hay que llevar siempre el cabello en armonía con nuestro colorido de ojos y piel, esto resaltará de una manera positiva nuestras facciones y se verá más suavidad en nuestra imagen", recomendó Ximena De Icaza, directora de imagen física de 'Imagen en Equilibrio'.

En la actualidad hay que buscar armonía y equilibrio en los tonos de cabello, "la naturaleza es muy sabia y generalmente el tono de nuestro cabello nos favorece mucho", pero darle una ayuda con contrastes de color destacará el brillo y la luminosidad.

Por ejemplo, se puede combinar un tono de cabello natural castaño oscuro o castaño medio con rayos en caoba; castaño medio-claro con canela; en castaño claro o rubio oscuro pueden ir unas luces doradas o rubias claras; y para el rubio cenizo siempre se debe utilizar luces en colores cenizos.

Pero en el caso de los negros y pelirrojos naturales se debe tomar en cuenta que son colores "privilegiados", pues por la intensidad de su tono lo óptimo es conservarlos tal cual, y en caso de aparecer canas, lo recomendable es buscar un color lo más parecido al natural.

Un grave error en el que se cae recurrentemente es querer hacerse rubia cuando el tono de pelo es oscuro, pues cambiarlo drásticamente sólo conseguirá un efecto artificial, lo mismo con rayos o luces claras en rubios dorados o cenizos sobre cabellos oscuros, "no favorecen, envejecen y no se ven naturales".

Otra aberración es cambiar de tono constantemente a determinada edad, pues el pasar de un color a otro maltrata la raíz capilar y hay cierta edad en que esta práctica sólo acentúa las líneas de expresión, cabe recordar que en edades avanzadas lo que queremos es identificar el matiz más adecuado, seguramente el que más se asemeje al natural.

Por lo anterior, los diseñadores de imagen lanzan propuestas novedosas cada temporada, que a diferencia de la textil, éstas se apegan a lo que no pasará de moda.

"En este punto los diseñadores de imagen profesionales son muy estrictos y no se basan en modas y tendencias pasajeras. Es importantísimo considerar el color natural del cabello, la tonalidad de la piel y el color de los ojos. Nos debemos de basar siempre en la armonía, esto potenciará nuestro colorido y aportará más elegancia", señaló.

Los contrastes de color se quedaron en la década de los 90, cuando se utilizaban luces y rayos muy marcados pelo negro y rayos cobrizos, y en algunas ocasiones las luces eran de colores como rosas, morados o azules), pero ahora la tendencia dicta que entre más natural mejor.

Hoy en día, los contrastes son suaves, en marrones con efectos en miel o dorados. "Muy importante es que los retoques deben efectuarse en la raíz y no en todo el pelo, ya que, además de maltratarlo, terminamos con el cabello sumamente claro", recomendó.

Continúa en la siguiente página


Haz del Canal de Mujer tu página de inicio y entérate de los mejores tips y recomendaciones para mejorar en tu vida


Suscríbete al boletín de Mujer y recibe los artículos más interesantes de la semana

Tipo de personalidad

Si bien el tono del cabello no denota la personalidad sí sugiere una tendencia de actitud:

El cabello negro, castaño oscuro y los chocolates son muy llamativos y nos dan una imagen más seria pero a la vez puede ser muy seductor.

Los tonos rubios oscuros, dorados, caobas y castaños claros nos permiten ver a personas más accesibles, cálidas y amigables.

Los rojos intensos nos pueden delatar a una mujer atrevida y sensual.

Los rubios claros y extra claros generalmente esconden a una mujer ingenua pero fascinante.

Tinte en embarazo

Mucho se dice que durante el embarazo está prohibido teñirse el cabello porque podría provocar pérdida excesiva del cabello de la madre, pero eso fue en el pasado cuando los tintes contenían elevadas cantidades de amoniaco y peróxido, que era lo que permitía dar el color; no obstante, en la actualidad la tecnología ha creado tinturas con cantidades mínimas que no causan aquellos efectos en las mujeres embarazadas.

Lo cierto es que, a partir del tercer mes de embarazo es cuando ya se pueden utilizar los tintes, por ejemplo, el Revitalique de la marca Koleston, que en vez de amoniaco la marca ofrece un reactivador en segundo nivel que no contiene esta sustancia y aún así se tiñe el cabello.

Conservar el color rojo en el cabello

"Para tener una larga vida en el tinte rojizo es necesario ayudarnos con un shampoo de pigmento o un tinte que no contenga amoniaco. Precisamente la línea Revitalique de Koleston maneja un reactivador de color, que se incluye en la misma caja del tinte, que se aplica después de unos días de haberse teñido el pelo", finalizó.

Terra