publicidad
15 de mayo de 2013 • 17:10 • actualizado el 16 de mayo de 2013 a las 16:33

Animales que adoptan a otros animales, ¿empatía o instinto?

Pareciera que un animal cuida de otro más pequeño sin pedir nada a cambio. Esto crea una alianza extraña que crea comunidades heterogéneas

Cuando un animal adopta a uno de su propia especie es instinto; cuando adopta a otra, protección.
Foto: Getty Images
  • Abraham  Monterrosas Vigueras
 

¿Gorilas que adoptan gatos? ¿Gallinas que adoptan perros? ¿Cachalotes que adoptan delfines? ¿Monos que adoptan tigres? Sin duda, la naturaleza no sabe de clasificaciones animales: sabe de protección, sabe de cuidados… sabe de lazos.

Pareciera que un animal cuida de otro más pequeño sin pedir nada a cambio. Esto crea una alianza extraña que crea comunidades heterogéneas. De hecho, es relativamente conocido este tipo de casos sobre vínculos entre una especie y otra, sobre todo cuando una de ellas ha perdido a sus crías.

Jenny Holland, autor del libro ‘Amistades improbables’, cuenta la historia de un perro que cuidó a una ardilla bebé, simios que tratan a gatos como sus hijos y hasta un perro que protegió a un búho.
 
Entonces surge la pregunta ¿adoptar será un asunto de empatía? ¿de instinto? El propio Holland adelanta: “Podemos hacer algunas conjeturas sobre la base de lo que conocemos del cerebro de animales y el nuestro".

Para Jenny, cuando un animal adopta a uno de su propia especie es instinto. "Los animales cuidan de los jóvenes para ayudarlos a sobrevivir,  viene en el ADN de la familia".

¿Entonces qué ocurre cuando el animal que se protege es de otra especie? “Creo que hay algo que les lleva a ofrecer atención médica a otro animal que lo necesite. Aunque no sea un pariente,  el comportamiento viene del mismo lugar", responde Hooland.

BENEFICIOS Y HORMONAS

Jill Goldman, especialista en conducta animal aplicada, considera que el beneficio mutuo es también un factor de motivación. "En algunos casos, el compañerismo social puede ser en realidad un beneficio, siempre y cuando no se vea descompensado por la competencia o la amenaza".

De hecho, un animal extraño dentro de un grupo homogéneo puede ofrecer la ventaja propia de su especie. “La adición de un individuo a un grupo podría ayudar a asegurar más alimentos y ofrecer, como en el caso del delfín, protección”, menciona Goldman.

También es sabido que muchas de estas adopciones se producen cuando la madre está en periodo lactante ¿Por qué?, Para Goldman, "las madres podrían estar más dispuestos porque cuando las madres han dado a luz, tienen un alto nivel de oxitocina, la hormona de la unión", dijo Goldman.

Y agrega: “Si la madre adopta a un joven, se convierte en una relación muy enriquecedora. Incluso muchos animales, sobre todo otros mamíferos, son capaces de sentir empatía, dolor, hambre o soledad”.

¿Tú qué opinas?

 

Terra