Hogar

publicidad
09 de noviembre de 2010 • 12:04

Ideas para organizar las tradiciones de Navidad

En la actualidad, aunque ciertos grupos han dejado perder las costumbres heredadas por nuestros abuelos; otros, se han preocupado por enriquecerlas.

Posada navideña.
Foto: Difusión / Terra Networks México S.A. de C.V.
 

Ciudad de México (México). Desde la época Colonial la celebración de la Navidad se arraigó profundamente en nuestro pueblo. Fueron los monjes evangelizadores quienes se encargaron de difundir entre los novohispanos las diferentes celebraciones decembrinas: las misas de aguinaldo, los Nacimientos, las Posadas, las pastorelas, los villancicos, las letanías y otras más.

Con el tiempo, estos festejos se fueron modificando y adaptando a la cultura de cada región.En la actualidad, aunque ciertos grupos han dejado perder las costumbres heredadas por nuestros abuelos; otros, se han preocupado por enriquecerlas. Si revisamos la historia, veremos que, sin perder su espíritu esencial, la Navidad ha tenido variaciones interesantes.

A continuación te proponemos algunas ideas para celebrar estas fiestas decembrinas de manera muy original

Las posadas se celebran justo nueve días antes de la Navidad y son un recordatorio de los nueve meses de espera de la llegada del Niño así como del peregrinar de José y María de Nazaret a Belén para empadronarse. Una vez que han realizado la procesión y cantado la letanía, los invitados se dividen en dos grupos: el primero entra a la casa de los anfitriones y, el otro, canta los versos para pedir posada desde el exterior, imitando a San José y a la Santísima Virgen. Al final, los peregrinos son bien recibidos.

Idea: Con el fin de aportar algo nuevo a estos festejos se sugiere que padres e hijos fabriquen, días antes de estas fiestas, instrumentos de percusión como por ejemplo, una maraca hecha con una lata y semillas o que consigan triángulos, cascabeles y panderos, para que acompañen los cantos para pedir posada. Esto dará mayor alegría y vivacidad a la celebración.

Piñatas y virtudes ocultas

Una de las actividades navideñas más divertidas es romper la piñata. Según la tradición, la piñata debe tener la forma de una estrella de siete picos que simbolizan los siete pecados capitales: soberbia, avaricia, ira, envidia, lujuria, pereza y gula. Son los invitados quienes, con una venda en los ojos, se encargan de quebrar la piñata con un palo que representa la ayuda de Dios. Los dulces y la fruta que se desparraman por el suelo al quebrarse la olla significan la Gracia de Dios.

Idea: Para que los invitados conozcan las siete virtudes que vencen los pecados capitales, los anfitriones esconderán, dentro de las envolturas de los dulces que están dentro de la piñata, una serie depapelitos con las palabras: humildad, magnanimidad, paciencia, generosidad, castidad, templanza y diligencia. Aquellos que los encuentren, ganarán doble canastita de colación.

Una pastorea reciclable

Las pastorelas pertenecen a un género teatral que, aún cuando fue traído a México por los frailes españoles, ha recibido gran influencia del arte popular nacional. Estas piezas teatrales están escritas en verso y sus personajes son pastores de comunidades rurales, villanos o demonios, arcángeles, los Reyes Magos, San José, la Virgen María y el Niño Jesús. En las pastorelas se recrean las tentaciones que acechan a los pastorcillos en su camino a Belén.

Idea: Los miembros de la familia pueden organizarse para diseñar y construir la escenografía de la pastorela escolar de la comunidad, a partir de materiales desechables como botes, papel, cartón, botellas, tela, etc.

La Navidad es motivo para estar en paz y reunirnos con nuestros seres queridos, para ser generosos, para abrir la puerta de los hogares y compartir lo mejor de nosotros mismos. Es una época de paz, que nos lleva a reflexionar sobre el verdadero sentido de la llegada de Jesús a este mundo. Inventar nuevas maneras de vivir la época navideña nos llevará a convivir gratamente con los nuestros y a colmar diciembre de alegría y esperanza.

Terra