publicidad
23 de abril de 2010 • 13:25

Qué hacer si un niño ve a sus padres teniendo sexo

Es importante que se promueva el respeto a la privacidad dentro en la casa. Para esto, existen diferentes formas de conseguirlo.

Niña sorprendida
Foto: Getty Images / Terra Networks México S.A. de C.V.
 

Ciudad de México (México). No es difícil pensar en esta situación cuando se tienen niños en casa; muchas veces el horario de papá y mamá sólo coinciden por las noches y por tanto, ese es el momento ideal para poder tener un encuentro sexual con tranquilidad. Pero, ¿qué ocurre si es precisamente en estos momentos que el pequeño de la casa irrumpe en la habitación producto de alguna pesadilla o cualquier otra molestia?

De hecho, esto podría hacer que cualquiera de los adultos lo tomen de mala manera o también los niños podrían tomarlo así, ya que es una sorpresa para ambas partes el poder interpretar y comprender lo que han visto (lo cual depende de lo que observaron y también de la educación sexual que tengan).

Algunas consideraciones básicas en el hogar

En principio, antes de hablar con sus hijos lo más recomendable es que revisen estas consideraciones:

1. El elemento del erotismo y sobre todo la sexualidad es muy importante y saludable para el desarrollo de cualquier ser humano.

2. Poder expresar erotismo, es saludable para las personas porque permite conocerse y saber cuáles son las sensaciones que se experimentan.

3. La vida de pareja es privada y debe mantenerse de dicha manera.

4. Los padres deben cuidar su privacidad.

5. Los hijos deben ser educados para poder pedir privacidad y también para respetar la ajena (es decir la de los padres y hermanos).

6. Educar a los niños acerca de educación sexual es importante; esta puede llevarse a cabo con diferentes materiales dependiendo la edad de cada uno.

7. Una educación integral del niño, incluye la educación sexual ya que es un elemento positivo y enriquecedor.

Cómo evitar que esto ocurra

En primer lugar es importante que se promueva el respeto a la privacidad dentro en la casa. Para esto, existen diferentes formas de conseguirlo, por ejemplo se puede hacer letreros que colocados en las entradas de cada habitación indiquen qué tanta privacidad necesiten ambas partes (hijos y padres). Frases como por ejemplo "No olvides tocar la puerta antes de entrar" o "No quisiera ser interrumpido, gracias".

De tal forma, cuando uno quiera entrar en dichas habitaciones, tendrá que acatar lo que está escrito en dichos letreros y ahorrarnos interrupciones de mal gusto. De hecho, algunos padres consideran que deben estar al tanto de todo lo que hacen sus hijos y entran de manera brusca para poder sorprenderlos. Sin embargo, esto muestra desconfianza e impide que el menor tenga la capacidad de sus límites.

En segundo lugar, los padres deben cerrar sus puertas durante la noche, ya que los hijos deben comprender que ellos necesitan privacidad tanto para conversar, acariciarse y conocerse más. Así, es importante que sepan que acariciarse es parte normal de una vida adulta sobre todo cuando existe amor.

De otro lado, este punto también incluye dejar fuera de la habitación matrimonial a los niños. Muchos padres piensan que una vez dormidos ya pueden tener relaciones sin embargo, son estas acciones las que despiertan el erotismo en los niños, y no es que esto sea nocivo sino que es una experiencia no adecuada para un menor de edad.

Además, cabe aclarar que algunos padres usan de excusa a sus hijos para no tener relaciones sexuales y esto no es correcto ya que los problemas de la pareja son exclusivamente de la pareja y no se debe usar a los hijos para evitarse tales conflictos.

Lo indicado es hablar con su hijo o hija y empezar un diálogo más o menos de esta manera "La vez pasada entraste a nuestra habitación ¿Qué pensaste que estábamos haciendo?" Según la respuesta del niño es bueno que converse con el menor intentando hablar en tono dulce, siendo flexibles y amables.

Luego, se debe aclarar lo que ha pasado y en este punto, esto depende sobre todo de la edad del niño. Así por ejemplo si este tiene menos de ocho años, lo ideal sería decirle que es usual que los padres, es decir personas adultas, se acaricien para expresar todo su amor, lo cual es muy bonito pero privado; por lo tanto, de ahora en adelante se deben cerrar las puertas y tocar antes de entrar a ellas.

Si el menor tuviera más de ocho años o ya cuenta con mayor información, lo ideal sería decirle directamente que los padres estaban haciendo el amor, lo cual implica acariciarse, decirse cosas bonitas y unir los cuerpos colocando el pene dentro de la vagina de la madre (si el menor ya cuenta con dicha información).

Además, se debe agregar que cuando se es adulto y ambas personas se aman es muy bonito hacer esto, lo cual es privado. Al finalizar, lo ideal es reforzar la idea de que de ahora en adelante tendrá que tocar la puerta antes de entrar.

¿Y si sólonos escuchó?

Si lo que escuchó el menor es una serie de ruidos fuertes, también se debe aclarar tal situación ya que esto ayuda a que los menores piensen que se trata de algún evento agresivo. Una conversación podría empezar con algo así "Cuando los mayores estamos juntos, se sienten diferentes emociones por lo tanto hacemos ese tipo de ruidos que has escuchado".

Terra