Amor y sexo

publicidad
17 de diciembre de 2010 • 12:51

Ventajas y desventajas de la soltería

Aunque la soltería genera insatisfacción en algunas personas y arrastra una cierta mala imagen social, cuando es deliberada y elegida puede convertirse en una opción positiva.

Mujer soltera.
Foto: Getty Images / Terra Networks México S.A. de C.V.
 

Ciudad de México (México). ¿Las personas que no han contraído matrimonio, realmente salen perdiendo o ganando en esa gran aventura que es el amor? Aunque la soltería genera insatisfacción en algunas personas y arrastra una cierta mala imagen social, cuando es deliberada y elegida puede convertirse en una opción positiva.

Marta está felizmente casada con Luis desde hace más de 10 años y cada vez se siente más a gusto. En cambio, los problemas comenzaron para Manuel y Ana, precisamente en el momento que pasaron de ser novios a esposos. Ángel no cambiaría su soltería "por nada del mundo", mientras que Estrella es soltera pero le gustaría casarse y tener una boda "como Dios manda"...

¿Qué es mejor o preferible: casarse o permanecer soltero? ¿Qué hace más feliz a una persona: consumar oficialmente su unión amorosa pasando por el Registro Civil y/o mediante un rito religioso, o bien manteniendo una pareja de hecho, o por el contrario optar por la libertad personal, sin comprometerse con nadie y permaneciendo abierta a las relaciones que lleguen?

Como reza el viejo proverbio: "Cada cual habla de la feria según le va en ella". O sea que no se puede generalizar", señala Carmen Retuerce, experta en relaciones de pareja del Centro HARA, de crecimiento personal y auto-conocimiento.

Según Retuerce, "respecto del estado civil o del tipo de relación ¿pareja más o menos estable o libertad amorosa- que elija una persona ocurre lo mismo: El mayor o menor grado de satisfacción y felicidad dependen de las experiencias y de la forma de ser cada uno".

"Hay matrimonios felices y solteros "por obligación", así como vínculos en crisis o al borde del divorcio, y personas "libres" orgullosas y felices de su condición", señala.

Por su parte, la psicóloga Bella DePaulo, profesora de Psicología en la Universidad de California, Santa Barbara, (Estados Unidos), ha estudiado el fenómeno de la soltería, y lo ha volcado en un libro de título tan largo como irónico: "Cómo los Solteros son Estereotipados, Estigmatizados e Ignorados, y aún así Viven Felices después de Todo".

Para la psicóloga, la soltería tiene algunas ventajas interesantes, ya que facilita la toma de decisiones como cambiar de trabajo o realizar un largo viaje, no implica prescindir de las relaciones sexuales (tener sexo sin estar en pareja ha dejado de ser un tabú), y hace que la red de amistades sea en general más amplia y fuerte que la de la gente con pareja estable.

Además de no sufrir el riesgo de pasar por un divorcio, una situación que causa mucha infelicidad, la gente soltera tiene cada vez más una imagen interesante, de personas independientes, autosuficientes y atractivas, según DePaulo.

Según explica en un artículo publicado en el Centro Nacional de Recursos sobre Sexualidads(NSRC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, "mucha de la sabiduría convencional sobre las personas solteras es muy exagerada o sencillamente equivocada".

¿El lugar de las personas solteras en la sociedad y la importancia de casarse ha cambiado drásticamente en las últimas décadas, pero nuestra opinión de personas solteras y casadas no está al día¿, según la experta. Para De Paulo, quien siempre ha sido soltera y está encantada de serlo, las personas solteras son vistas con más negatividad que las personas casadas, por ejemplo, "como tristes, solitarias, y egocéntricas, comparadas con sus contrapartes casadas".

Aunque a menudo se dice de ellas que están "solas" o "no tienen a nadie", es probable que las personas solteras, especialmente las mujeres, tengan una red completa de personas importantes en sus vidas, amistades que han sobrevivido a muchos matrimonios, ya que no han invertido todo su capital emocional e interpersonal en una sola persona", explica la psicóloga estadounidense.

"Hace varias décadas, las personas solteras sentían que no podían tener relaciones sexuales o hijos fuera del matrimonio sin experimentar estigma y vergüenza. Ahora, las mujeres pueden tener sexo sin tener hijos y, debido a los avances en las ciencias médicas reproductivas, pueden tener hijos sin tener sexo. El matrimonio no es esencial para nada de lo anterior", señala.

"Ahora, las mujeres ya no están atadas a sus esposos para soporte económico. Muchas pueden mantenerse a ellas mismas e incluso a sus hijos con sus propios ingresos. Actualmente, los americanos pasan más años de sus vidas como adultos solteros que casados, y hay menos hogares compuestos de madre, padre e hijos que personas solteras viviendo solas", señala la experta.

"Cada vez son más las personas solteras viviendo sus vidas plenamente. Aquellas que tienen los recursos están comprando casas, viajando alrededor del mundo y siguiendo sus pasiones. Sus vidas tienen significado y son felices", dice DePaulo.

EFE