Maternidad

publicidad
11 de octubre de 2012 • 18:26

Cinco consejos para combatir a los niños berrinchudos

Enseñarle normas y límites educa a los niños para saber lo que está permitido hacer y lo que no.
Foto: Getty Images

Los berrinches o caprichos de los niños pueden llegar a ser un factor para que tu tranquilidad y estado de ánimo se vean afectados, provocando ansiedad, estrés familiar o social, e inclusive, algún accidente. Afortunadamente, toda esta problemática puede llegar a evitarse si corriges a tiempo este tipo de comportamiento, a continuación te daremos cinco recomendaciones para contrarrestar o evitar los caprichos y rabietas de tu hijo:

 
1.- Firmeza en tus decisiones: el no ceder ante algún gusto innecesario o un antojo, hará que el niño entienda que obtendrá cosas de acuerdo a sus necesidades específicas y no por el placer de tenerlas, para ello deberás explicarle el por qué las cosas que no le compras o no le das de comer no son necesarias e importante para él. 
 
2.- Las cartas sobre la mesa: enseñarle normas y límites educa a los niños para saber lo que está permitido hacer y lo que no. Los caprichos diarios pueden evitarse si le dejas claro al niño porqué obtiene regalos o recompensas en determinado momento. 
 
3.- Coherencia entre los padres: los padres deberán mantener la misma postura frente a su hijo cuando éste haga un berrinche y no dejarse manipular bajo ninguna circunstancia, puesto que el niño sabrá identificar a futuro con quién de los dos puede repetir el "show" para poder obtener lo que desea. Si algún familiar actúa de manera más permisiva, debes explicarle a tu hijo el porqué de ese accionar excepcional, para que no confunda las señales de afecto de sus familiares y personas que lo rodean.
 
4.- Objetivos y recompensas: para que el niño comprenda que sus deseos no son órdenes, puedes enseñarlo a obtener una recompensa de acuerdo a sus logros y la realización de tareas, así comenzará a entender que debe esforzarse para tener ese objeto deseado.
 
5.- Necesita atención: no hay nada mejor que la recompensa inmaterial, divertirse con papá y mamá en lugar de salirse siempre con la suya y aumentar su colección de juguetes o comer miles de golosinas. Encuentra siempre el tiempo para pasar un rato lindo con tu hijo, ya sea en casa o fuera de ella.
 
 
Terra