Salud

publicidad
26 de octubre de 2012 • 09:40

Una nueva píldora anticonceptiva tiene bajo riesgo de causar coágulos

El Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, por su sigla en inglés) asegura que una nueva versión de la píldora anticonceptiva elevaría algo más el riesgo de desarrollar un coágulo que las versiones anteriores, aunque ese riesgo aún es bajo.

En las nuevas guías, este grupo de expertos recomienda que las mujeres conozcan ese "riesgo potencial mínimamente elevado" de los anticonceptivos orales con drospirenona, como Yaz, Yasmin, Beyaz y Safyral, junto con sus versiones genéricas.

Se sabe que las usuarias de la píldora tienen un riesgo bajo, pero algo más alto que el promedio, de desarrollar coágulos y algunos estudios habían sugerido que es relativamente más alto con las píldoras con drospirenona.

Pero dadas "las debilidades de los estudios", se desconoce si es así, según dijo la doctora Kavita Nanda, que participó en la elaboración del borrador de las nuevas guías de ACOG.

Y el riesgo absoluto de desarrollar coágulos sanguíneos con cualquier anticonceptivo oral es bajo, según afirma ACOG en su revista Obstetrics & Gynecology. Por cada 10.000 usuarias de píldoras por año, habría entre tres y nueve casos de tromboembolias venosas, comparado con entre uno y cinco casos por cada 10.000 mujeres que no están embarazadas ni usan la píldora.

Con las píldoras con drospirenona, algunos estudios sugieren que existirían 10 casos por cada 10.000 mujeres por año.

La tromboembolia venosa suele ocurrir en las venas de las piernas, pero puede subir a los pulmones, donde causan una embolia pulmonar.

La drospirenona es una forma sintética de progesterona distinta a las versiones de las "generaciones" anteriores de la píldora. La publicidad de Yasmin, que existe desde hace una década, y los productos "Yaz" afirma que engordan menos y producen menos inflamación que las píldoras anteriores.

"Los anticonceptivos orales con drospirenona también tendrían ventajas en mujeres con acné o síndrome disfórico premenstrual", dijo Nanda por e-mail al referirse a una forma grave de SPM que causa síntomas físicos y alteraciones anímicas.

Estudios previos de la industria sobre Yasmin, Yaz y otras píldoras no habían identificado un aumento del riesgo de formación de coágulos al comparar sus fórmulas con las de otras píldoras. Pero varios estudios desde el 2009 asociaron los nuevos anticonceptivos con un nivel de riesgo relativamente más alto.

En una revisión de las historias clínicas de más de 800.000 mujeres de Estados Unidos, la Administración de Alimentos y Medicamentos del país halló que por cada 10.000 usuarias de las píldoras con drospirenona existirían unos 10 casos de tromboembolia venora por año, comparado con 6/10.000 usuarias de las versiones más antiguas.

FUENTE: Obstetrics & Gynecology, noviembre del 2012

Reuters en español Reuters - Esta publicación incluye información y datos que son de propiedad intelectual de Reuters. Queda expresamente prohibido su uso o el de su nombre sin la previa autorización de Reuters. Reservados todos los derechos.