0

Custo Barcelona se estrena con aires renovados en Madrid Fashion Week

19 feb 2017
13h56
  • separator
  • comentarios

La tercera jornada de Mercedes-Benz Fashion Week Madrid (MBFWM) se clausuró con las propuestas de Custo Barcelona que, por primera vez, desfiló en la pasarela madrileña, "contento" de estar en "el lugar ideal" para presentar un nuevo proyecto que mantiene el ADN de la firma, pero renovado.

"Nace un nuevo Custo Barcelona", dijó hoy a Efe el diseñador Custodio Dalmau, quien aseguró que ha renovado "la esencia de la firma" con el objetivo de llegar a un público más joven.

Una razón por la que, con ironía, el nombre de la colección es "Light Years" (Años Luz) en la que el hilo conductor es el "brillo", de día y de noche, y en la que sus tradicionales estampados desaparecen. "No hay ningún estampado", puntualizó.

"Nadie quiere vestir como sus padres y la intención es vender el producto a los hijos de nuestros clientes habituales", contó Dalmau, recién llegado de la Semana de la Moda de Nueva York.

En Madrid, solo incorporó a la pasarela cinco nuevos "looks" en los que trasladó su definición sobre la moda femenina "arquitectura y materiales".

Un apartado, los materiales, en constante evolución y en los que introduce su gusto por los extremos: "Vamos de lo tecnológico a lo artesanal".

Con la mente puesta en su proyección en América Latina, su próximo desfile tiene como destino Buenos Aires, donde en marzo abre su primera tienda, y a continuación desfilará en México DF.

Con puntos de venta en Melburne, Los Ángeles, San Francisco, París o Japón, María Ke Fisherman, o lo que es lo mismo, María Lemus y Víctor Alonso, subieron a la pasarela un nuevo trabajo que abraza la música bakalao y buscaron referencias en los uniformes de los trabajadores de los años setenta.

"Nosotros somos identidad, no tendencia", explicó Víctor Alonso, que confirmó que la mayoría de sus propuestas "no tienen género", un desfile que el diseñador Palomo Spain, recién llegado de su desfile en la Gran Manzana, disfrutó desde la primera fila.

Como novedad, estos diseñadores utilizaron estampados de cuadros escoceses para confeccionar un vestido desestructurado y napas estampadas con las que han cosido pantalones muy ceñidos, "más de fiesta", apuntó María Lemús.

Esta pareja creativa, que suele eludir referencias fáciles y obvias, presentó un chándal tejido a ganchillo con bordados de "croché" por las monjas carmelitas de un convento en Huelva.

El encargado de abrir la jornada fue Marcos Luengo que vistió las modelos con extraordinarios abrigos de lana cocida y laboriosos remates.

Líneas limpias, cortes impecables sobre patrones de apariencia sencilla y tejidos de máxima calidad han sido los ingredientes con los que Luengo confeccionó prendas para "embellecer a la mujer" con jerséis de punto grueso, pantalones de ante desflecados, faldas evasé y trencas de napa y ante que se abrochaban con asta de toro.

Paloma Álvarez y Juanjo Mánez, el dúo creativo de Malne, presentó una colección en la que viajan a "lujo extravagante" inspirados en la estética del Londres de los setenta y en una tienda mítica, Biba, con la intención de que la moda se convierta en un "juego" que nos haga sentir "libres".

Estampados en "animal print" y pailletes, con "estudiados patrones" y mucha "arquitectura", dan paso a las transparencias en y a un corte de inspiración oriental, en el que la silueta incorpora polisones que dan volumen al final de la espalda.

"Vivimos la colección en busca de la libertad", han explicado, impregnados de una orgía de brillos, crepé de seda y tul que han presentado con modelos con turbante, un guiño, quizá, a sus clientas de Oriente Medio, después de desembarcar en la semana de la moda de Catar.

Pensando en iniciar un proyecto más amplio de internacionalización, Malne piensa ya en la Semana de la Moda de Miami o México, "dos destinos en los que pensamos que podemos satisfacer las necesidades de nuestros clientes potenciales".

Ailanto y Ulises Mérida también apostaron por la lana para confeccionar prendas que, además de envolver blusas y vestidos vaporosos, arropan una elegancia contemporánea.

Los hermanos Muñoz, el alma Ailanto, apostaron fuerte por los detalles como pliegues y jaretas en pecheras, frunces en hombros, "para aportar volumen", o mangas trompetas.

Una colección inspirada en las imágenes del fotógrafo Jimmy Nelson de la Pampa argentina y los gauchos, en la que brillaron piezas cálidas y envolventes de lana como ponchos, mantas, pañoletas y abrigos con capa que recuperan la feminidad con vistosos cinturones de cuero trenzado.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad